Ago 25

Cómo se apropió Costa Rica de Nicoya y Guanacaste

Parte de la dolorosa historia del territorio nicaraguense

Cómo se apropió Costa Rica de Nicoya y Guanacaste
El territorio de Nicoya fue descubierto por dos lugartenientes de Pedrarias Dávila en 1519 y desde Castilla del Oro (hoy Panamá). Ellos arribaron al Golfo del mismo nombre, bautizado “de Nicaragua”.

Map-Nic

 

El territorio de Nicoya fue descubierto por dos lugartenientes de Pedrarias Dávila en 1519 y desde Castilla del Oro (hoy Panamá). Ellos arribaron al Golfo del mismo nombre, bautizado “de Nicaragua”. De 1557 a 1588 fue parte de la provincia de Nicaragua (la de Costa Rica no existía); de 1589 a 1593 funcionó de apoyo a la colonización del Valle Central de Costa Rica, emprendida desde la ciudad Granada; de 1594 a 1602 se mantuvo unida a la nueva provincia; de 1603 a 1786 permaneció en condición de autonomía y desde el 23 de septiembre de 1786, cuando Carlos III dividió el Reino de Guatemala en cuatro Intendencias, constituyó un Partido de Nicaragua.

Una era la Gobernación Intendencia de Nicaragua, que constaba de cinco partidos: además del de Nicoya, los de León, Sutiaba, El Realejo y Matagalpa. Esta situación se mantuvo en 1813, y de nuevo en 1820 —tras la vigencia de la Constitución de Cádiz— cuando el Reino volvió a dividirse en dos Diputaciones Provinciales: una con sede en la ciudad de Guatemala (abarcando Chiapas, Guatemala, El Salvador y Comayagua) y otra con sede en León (comprendiendo Nicaragua y Costa Rica). La de León, como la de Guatemala, constaba de 7 miembros: uno por León, otro por Granada, otro por Segovia, otro por Rivas, otro por Nicoya (o sea, 5 representando a Nicaragua) y dos por Cartago.

Map-Nic2

Por otro lado, existían lazos económicos entre Costa Rica y el Partido de Nicoya desde el afincamiento de hacendados ganaderos de Rivas que culminó en 1769 con la fundación del pueblo de Guanacaste (llamado posteriormente Liberia) y la erección de su ermita. Luego, en 1772, se fundó el pueblo de Santa Cruz. Realmente, a raíz de la guerra entre partidarios y adversarios del Imperio de México (que se dio también en Costa Rica), los habitantes de Nicoya se adhirieron al gobierno de León, sometido a México; luego rompieron con él para unirse al de Granada, que lo combatía; y, durante las subsiguientes “conmociones de Nicaragua” (entre “libres” y “serviles”) decidieron anexarse a Costa Rica.

El acta del 25 de julio de 1824

Las presiones costarricenses no se hicieron esperar. Así surgió el acta del 25 de julio de 1824, por la cual el Ayuntamiento de Nicoya decidía anexarse al Estado vecino, después de rechazar en cabildo abierto dicha anexión veintiún días antes. Intereses de varios sectores influyeron en la decisión tomada, argumentando las ventajas comerciales que podían proporcionarles el puerto de Punta Arenas, la administración de Justicia y la “seguridad, quietud y régimen político”, ausentes en la convulsiva Nicaragua. El municipio de Santa Cruz decidió seguir los pasos de la Villa de Nicoya en Acta del 27 de julio del mismo año, con la renuencia del barrio de La Costa; pero el 9 de agosto la anexión fue ratificada.

Map-Nic3

Así las cosas, el 9 de diciembre de 1825 el Congreso Federal decretó: “Por ahora, y hasta que se haga demarcación del territorio de los Estados que previene el Art. 7º de la Constitución, el Partido de Nicoya continuará separado del Estado de Nicaragua y agregado al de Costa Rica”. Pero dicho decreto —que establecía una suerte de fideicomiso— no fue sancionado por la Asamblea de los Estados respectivos, como lo pretendía la Carta Fundamental de Centroamérica.

Nicaragua reclamó vigorosamente ante el Congreso Federal que tomaría en consideración la protesta enviándola a comisión, la cual dictaminó favorablemente a los derechos de Nicaragua. Costa Rica también antepuso el “por ahora” al artículo en que demarcaba su territorio —el mismo de la época colonial— de su primera Constitución del 21 de enero de 1825. No incluyó la posesión de Nicoya, anexada a Costa Rica en el acta del 24 de julio de 1824 “para mientras se restablecía el orden en Nicaragua”. Contra esa acta también se había elevado otra, firmada igualmente por nicoyanos y guanacastecos, dirigida al mismo Congreso Federal, hallándose entre sus firmantes el “Pbro. Pedro Avendaño, cura de la Provincia de Guanacaste”.

Costa Rica, el uso de la fuerza y la amenaza

En reunión del 5 de agosto de 1826, los vecinos de Santa Cruz suscribieron una exposición al gobierno federal en la que pedían derogar el decreto del 9 de diciembre anterior y aclaraban que fue una minoría la que había solicitado la anexión a Costa Rica. Lo mismo afirmaron los vecinos de la villa de Guanacaste el 15 del mismo mes, reunidos dentro de la iglesia parroquial, previa misa celebrada por el cura José Santiago Mora. Allí se acordó suspender el juramento que exigía Costa Rica, puesto que consideraban que la anexión no era perpetua, sino temporal.

Ante esta actitud, el gobierno costarricense organizó una tropa de 150 hombres al mando de Pedro Zamora, quien expidió el siguiente úkase: Cuartel General, Nicoya, septiembre de 1826. Por esta mi orden comparecerán todos los vecinos de Santa Cruz (digo los que no hubieran jurado a este pueblo el dieciséis de éste) a celebrar la jura el diecisiete, prometiendo a los que así lo hicieren verlos como vecinos obedientes, y a los que no, pasar con las bayonetas a esa costa, embargar sus bienes, quemar sus casas y traer sus familias a morar a este pueblo. Los vecinos respondieron: Prestaremos el juramento en virtud de la fuerza con que se nos obliga. A este sometimiento a la fuerza, siguió el gobierno de Costa Rica aplicando medidas de terror.

Los continuos reclamos de Nicaragua

Desde entonces, pese a sus disturbios intestinos, Nicaragua siempre reclamó Nicoya. Así lo hizo el 3 de enero de 1826 Pedro Benito Pineda, recordando que también el partido nicaragüense de Segovia estuvo agregado al de Honduras un año, pero que había vuelto al dominio de Nicaragua. La comisión de la Constituyente sostuvo que de los tres municipios (Nicoya, Santa Cruz y Guanacaste) tan sólo algunos de los ciudadanos del primero querían permanecer agregados a Costa Rica. El Ministro General Miguel de la Cuadra reiteraba el mismo concepto del 19 de mayo de 1826. Y el 2 de junio de 1830, otro Ministro General insistió en el carácter provisional de la agregación de Nicoya y que Costa Rica debía obrar como el Partido de Segovia.

El 5 de enero de 1843 partió de León hacia Costa Rica una misión oficial encabezada por Toribio Tijerino. Fundamentalmente, intentaría conseguir la devolución del antiguo partido de Nicoya, ya denominado Departamento de Guanacaste. Tijerino fue mal recibido, pasaban intimidando tropas armadas, echando a correr el rumor de que irían pisando los talones del diplomático nicaragüense.

Tijerino cuestionó la legitimidad de las actas de los cabildos nicoyanos, por ser producto de amenazas por parte de las autoridades costarricenses. El 24 de diciembre de 1842 el jefe de Estado, José María Alfaro, ofreció 500 pesos y un empleo a quien quitase la vida al individuo que osara negarse a juramentar el decreto. En su Constitución de 1844, Costa Rica incluyó en su territorio el departamento de Guanacaste. Pero, en el Tratado de Masaya de 1846, aceptó la propuesta de Nicaragua: que la cuestión de Nicoya la solucionasen tres árbitros, dos de ellos centroamericanos. En 1848 prefirió una potencia extranjera designada por ambas partes. Sin embargo, la apropiación ya era una realidad.

El primer ejército moderno de Centroamérica

Esa apropiación, en su etapa final, se le debe a Juan Rafael Mora, mandatario por diez años de su país. “Don Juanito” fundó el primer ejército nacional moderno de Centroamérica. En 1851 comenzó a comprar equipo bélico en Inglaterra y sumaba 5,500 hombres. En 1852 los entrenaba un militar ruso. En 1854 la tropa era de 6,500 efectivos: casi el diez por ciento de la población del país.

¿Y todo para qué, si no había señales de agresiones filibusteras? Para servir de amenaza a Nicaragua, consolidar de iure la posesión de facto del ex llamado Partido de Nicoya y ahora Provincia de Guanacaste; y para expandir la frontera norte por la fuerza. Mora logró todo eso. En mayo de 1854, ante la inminente contienda interna de Nicaragua, se anexó Nicoya y Guanacaste, bautizando a este territorio Moracia (en honor suyo). Para entonces ya había hecho fracasar la misión de Dionisio Chamorro, enviada por su hermano Fruto, para arreglar los límites de ambos países. Todas sus propuestas fueron rechazadas.

El 22 de febrero de 1854, Chamorro estimó conveniente protestar: Si Costa Rica, como es de suponerse, declara la guerra a Nicaragua y se dispone a reconquistar el Partido de Nicoya, protesto solemnemente, y a la faz de todas las naciones, que será responsable ante Dios y los hombres de toda la sangre fraternal que se derrame. No hubo tal derramamiento. Sin embargo, tres meses antes de iniciarse la guerra fraticida de sus vecinos, Mora tomó partido por el bando leonés. Un prusiano, al frente de soldados costarricenses, plantó la bandera tica en una isla del río San Juan; otro prusiano emprendió la construcción de un camino en la margen meridional del Lago; flagrantes usurpaciones furtivas de la soberanía nicaragüense que tenían en el objetivo de echar a andar el proyecto de la “Costa Rica Transit Company”, de empresarios estadounidenses, a través de la cual Mora pretendía disputar la ruta interoceánica a la compañía que funcionaba en Nicaragua desde 1851.

Mora y su expansionismo

Costa Rica pegó el grito al cielo cuando 49 soldados leoneses huyeron hacia su país, tras la batalla de Rivas el 29 de junio de 1855, mostrándose los ticos impacientes para estrenar los cañones de campaña, morteros, obuses y rifles Minié. Su Ejército era ya de 7,000 hombres. Al concluir la cosecha del café, el 27 de febrero de 1856, Mora declaró la guerra “contra la República de Nicaragua”, cuyo gobierno presidía Patricio Rivas, aunque controlado por William Walker. “No vamos a lidiar por un pedazo de tierra. Vamos a luchar para redimir a nuestros hermanos de la más inicua tiranía” —proclamó Mora el 1º de marzo de 1856. Los poderosos hermaniticos, aprovechando nuestro conflicto para apoderarse de la ruta del canal y del tránsito.

Mora intervino en los cruentos y complejos acontecimientos de Nicaragua entre 1855 y 1857, apoyado por la intromisión de Inglaterra y desplegando una diplomacia expansionista. Así firmó dos nuevos contratos canaleros en San José: el 4 de diciembre de 1856 —en plena Guerra Nacional antifilibustera—, y el 12 de julio de 1856 con súbditos británicos. Mientras tanto, el 6 de julio de 1857, en un tratado bilateral entre ambos países, el Juárez-Cañas —ya expulsado el filibustero Walker—, y quedando Costa Rica en posición ventajosa ante la postrada Nicaragua, ésta tuvo que entregar su Distrito de Nicoya (como figuraba en su mapa oficial de 1855) “para siempre”. Pero Costa Rica no ratificó dicho Tratado, ya que no satisfacía sus pretensiones en el río San Juan. El objetivo del presidente Mora era convertir en condominio el río y posesionarse de la ribera meridional del Gran Lago.

El 14 de octubre de 1857, Costa Rica dio un ultimátum para que el gobierno de Nicaragua entregara el puerto lacustre de San Carlos, hecho considerado por el presidente Tomás Martínez una declaración de guerra. El diálogo suplió las armas, y en Rivas, el 8 de diciembre de 1857, José María Cañas y el propio Martínez firmaron el tratado Martínez-Cañas, reconociendo Costa Rica los límites del Juárez-Cañas y devolviendo el Castillo Viejo, tomado antes de concluir la Guerra Nacional antifilibustera con el apoyo privado del empresario estadounidense Cornelius Vanderbilt. Una vez más, el Congreso tico no reconoció el nuevo tratado.

El 18 de enero de 1858, Nicaragua nombró comisionados. Entonces Máximo Jerez, Plenipotenciario de nuestro gobierno, firmó en San José con José María Cañas el 15 de abril de 1858 el Tratado Jerez-Cañas, quedando definitivamente resuelto el litigio con Costa Rica por la posesión de Nicoya. El artículo segundo definía las fronteras. Costa Rica obtuvo una respetable ganancia territorial, pero Nicaragua puso coto a la pretensión costarricense del río San Juan.

Tomado de:

http://www.elnuevodiario.com.ni/politica/294876-se-apropio-costa-rica-nicoya-guanacaste/

Abr 04

Soluciones en Telefonia IP

Digium – Phone Systems – to Power Your Business

Feb 10

Rubén Darío, el príncipe de las letras castellanas

dario_4

Rubén Darío es el seudónimo del gran poeta nicaragüense quien es considerado el iniciador y máximo representante del Modernismo hispanoamericano. Su familia era conocida por el apellido de un abuelo, “la familia de los Darío”, y el joven poeta, en busca de eufonía, adoptó la fórmula “Rubén Darío” como nombre literario de batalla.

Félix Rubén García Sarmiento nació el 18 de enero de 1867 en San Pedro de Metapa, hoy Ciudad Darío, en el departamento de Matagalpa, Nicaragua.

Es el primer hijo de Manuel García y Rosa Sarmiento, un matrimonio de conveniencias, que marcó la vida del poeta en medio de turbulentas desavenencias familiares.

Su padre se entregaba demasiado rápido al alcohol y su madre se refugiaba a menudo en casas de sus parientes. Cuentan que su progenitora se enamoró de un tal Juan Benito Soriano, con el que se fue a vivir arrastrando a su primogénito a “una casa primitiva, pobre y sin ladrillos, en pleno campo”, situada en la localidad hondureña de San Marcos de Colón.

El pequeño Rubén se trasladó a León y pasó a residir con los tíos de su madre, Bernarda Sarmiento y su marido, el coronel Félix Ramírez, los cuales habían perdido recientemente una niña y lo acogieron como sus verdaderos padres. Se sabe que sus primeros trabajos escolares como Félix Rubén Ramírez.

El hogar del coronel Félix Ramírez era centro de célebres tertulias que congregaban a la intelectualidad del país; en este ambiente culto creció el pequeño Darío. Precoz versificador infantil, el mismo Rubén no recordaba cuándo empezó a componer poemas, pero sí que ya sabía leer a los tres, y que a los seis empezó a devorar los clásicos que halló en la casa; a los trece ya era conocido como poeta, y a los catorce concluyó su primera obra.

Durante su primeros años estudió con los jesuitas, a los que dedicó algún poema cargado de invectivas, aludiendo a sus “sotanas carcomidas” y motejándolos de “endriagos”; pero en esa etapa de juventud no sólo cultivó la ironía.

Según propia confesión en la Autobiografía, una maestra de las primeras letras le impuso un severo castigo cuando lo sorprendió “en compañía de una precoz chicuela, iniciando indoctos e imposibles Dafnis y Cloe, y según el verso de Góngora, las bellaquerías detrás de la puerta”.

Antes de cumplir quince años, cuando los designios de su corazón se orientaron irresistiblemente hacia la esbelta muchacha de ojos verdes llamada Rosario Emelina Murillo, en el catálogo de sus pasiones había anotado a una “lejana prima, rubia, bastante bella”, tal vez Isabel Swan, y a la trapecista Hortensia Buislay.

Ninguna de ellas, sin embargo, le procuraría tantos dolores de cabeza como Rosario; y como manifestara enseguida a la musa de su mediocre novela sentimental Emelinasus deseos de contraer inmediato matrimonio, sus amigos y parientes conspiraron para que abandonara la ciudad.

En agosto de 1882 se encontraba en El Salvador, y allí fue recibido por el presidente Zaldívar, sobre el cual anota halagado en su Autobiografía: “El presidente fue gentilísimo y me habló de mis versos y me ofreció su protección; mas cuando me preguntó qué es lo que yo deseaba, contesté con estas exactas e inolvidables palabras que hicieron sonreír al varón de poder: “Quiero tener una buena posición social”.

Rubén expresa sin tapujos sus ambiciones, que vería dolorosamente frustradas y por cuya causa habría de sufrir todavía más en su ulterior etapa chilena. En Chile conoció también al presidente Balmaceda y entabló amistad con su hijo, Pedro Balmaceda Toro, así como con el aristocrático círculo de allegados de éste; sin embargo, para poder vestir decentemente, se alimentaba en secreto de “arenques y cerveza”.

De la etapa chilena es Abrojos (1887), libro de poemas que dan cuenta de su triste estado de poeta pobre e incomprendido. Con apenas 21 años de edad publicó su primer gran título: Azul (1888), libro que llamó la atención de la crítica.

De regresó a Managua contrajo matrimonio con Rafaela Contreras Cañas el 21 de junio de 1890; quince meses después nació su primer hijo, y en 1893, falleció su esposa durante una operación quirúrgica.

Rubén Darío es viudo y un 8 de marzo de 1893, se casa a la fuerza con Rosario Emelina. Uno de sus hermanos Andrés Murillo sabiendo de que la muchacha estaba embarazada los sorprendió en plenas caricias y con un arma amenazó con matar a Rubén si no contraía inmediatamente matrimonio, le metió whisky por barriles, llamó un cura y fiscalizó la ceremonia religiosa.

La pareja viajó hacia Argentina, aunque ella regresó embarazada desde Panamá poco tiempo después. Mientras el poeta reside en Buenos Aires ejerciendo el consulado de Colombia, nació su hijo Darío Darío, quien murió de tétanos al mes y medio por cortar su abuela Mercedes el cordón umbilical con unas tijeras sin desinfectar.

En el año 1892 viajó a España como representante del Gobierno nicaragüense para asistir a los actos de celebración del IV Centenario del descubrimiento de América. Tras viajar por distintos países, residió en Buenos Aires, donde trabajó para el diario La Nación.

dario_ruben_francisca

En 1898 regresa a España como corresponsal y alterna su residencia entre París y Madrid, donde en 1900, conoce a Francisca Sánchez, mujer de origen campesino con la que se casó por lo civil y tuvo cuatro hijos, de los cuales sólo uno sobrevivirá, Rubén Darío Sánchez, “Guincho”.

Con ella convivió hasta casi el final de sus días. Rubén la llevó a París donde le presentó a sus amigos. Francisca era analfabeta cuando conoció a Darío. Viajó de un lugar a otro sin poder presentarla en actos oficiales como su esposa, pues está por resolverse el divorcio con Rosario. En 1907 ésta se presentó en París reclamándole sus derechos de esposa; Darío trató de eludirla sin éxito. El poeta viajó a su país para obtener el divorcio, cosa que no logró.

Convertido en poeta de éxito en Europa y América, es nombrado representante diplomático de Nicaragua en Madrid en 1907.

Sus primero poemas fueron Abrojos (1887) y Canto épico a las glorias de Chile (1888). Este mismo año publica Azul (1888, revisado en 1890), dividido en cuatro partes: ‘Primaveral’, ‘Estival’, ‘Autumnal’ e ‘Invernal’.

A este libro debe que sea considerado como el creador del modernismo; escritores como Ramón María del Valle-Inclán, Antonio Machado, Leopoldo Lugones o Julio Herrera y Reissig le reconocieron como el creador e instaurador de una nueva época en la poesía en lengua española.

En París entra en contacto con los poetas parnasianos y simbolistas abandonando el provincialismo por una poesía de la universalidad y cuenta su vida cotidiana pero a través de símbolos herméticos. En Prosas profanas (1896 y 1901), obra simbolista, desarrolla de nuevo el tema del amor.

Formalmente creó una poesía elevada y refinada con muchos elementos decorativos y resonancias musicales; Cantos de vida y esperanza (1905) es el mejor ejemplo de ello. El canto errante (1907), es su libro, conceptualmente, más universal.

En 1913 cae en un profundo misticismo y se retira a la isla de Mallorca. Allí empieza a escribir una novela La isla de oro -que nunca llegó a concluir- en la que analiza el desastre hacia el que está caminando Europa. También compone Canto a Argentina y otros poemas (1914), un libro dedicado a este país en el año de la celebración de su centenario en que quiso seguir el modelo del Canto a mí mismo de Walt Whitman.

En 1915 publica La vida de Rubén Darío, año en que regresó a a América. Enfermo en la capital de Guatemala, llegó Rosario para acompañarlo a su país, donde se dice que le atendió desde el 4 de julio de 1915, al 6 de febrero de 1916, fecha en la que falleció en Managua.

Sus Obras:

Poesía

Abrojos 1887
Rimas 1887
Azul…. 1888
Canto épico a las glorias de Chile 1887
Primeras notas 1888
Prosas profanas y otros poemas 1896
Cantos de vida y esperanza. Los cisnes y otros poemas 1905
Oda a Mitre 1906
El canto errante 1907
Poema del otoño y otros poemas 1910
Canto a la Argentina y otros poemas 1914
Lira póstuma 1919

Prosa

Los raros 1906
España contemporánea 1901
Peregrinaciones 1901
La caravana pasa 1902
Tierras solares 1904
Opiniones 1906
El viaje a Nicaragua e Intermezzo tropical 1909
Letras 1911
Todo al vuelo 1912
La vida de Rubén Darío escrita por él mismo 1913
La isla de oro 1915 (novela inconclusa)
Historia de mis libros 1916
Prosa dispersa 1919

 

Fuentes:

Buscabiografías

Biografías y Vidas

Tomado de:

http://nuevaya.com.ni/ruben-dario-el-principe-de-las-letras-castellanas/

Oct 09

Batalla de Ocotal

batalla-de-ocotal-600x310

 

Un día como hoy en el año 1927, estalló la Batalla de Ocotal cuando las tropas liberales lideradas por Augusto César Sandino atacaron a las fuerzas navales de EE.UU. y la Guardia Nacional en Ocotal, en la provincia de Nueva Segovia, Nicaragua. El manifiesto de Sandino fue una llamada a que las armadas atacaran al gobierno conservador en el poder y a las Fuerzas ocupantes de EE.UU. Éste fue el primer ataque clavado de cañón organizado de la historia y fue decisivo. Al bajar en picada, a veces tan bajo como hasta 300 pies por sobre la ciudad, los pilotos de EE.UU. pudieron identificar sus objetivos sandinistas con una precisión devastadora. Las tropas de Sandino, que no estaban acostumbradas a los ataques aéreos, se vieron obligados a escapar, pero no antes de que cincuenta y seis rebeldes hubieran sido asesinados y más de cien heridos en ataque. Por el contrario, solo un soldado de la armada de Hatfield fue asesinado y solo cinco fueron heridos. A pesar de la derrota de Sandino en Ocotal, la enorme resistencia de sus tropas contra la ocupación de EE.UU. hizo que el presidente Hoover retirara sus tropas del país en 1930. En la actualidad, Sandino es una figura venerada en Nicaragua y fue nombrado héroe nacional por el Congreso de la nación en 2010.

Tomado de:

http://ni.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/batalla-de-ocotal

Sep 10

Es asesinado en Paraguay el ex dictador nicaraguense Anastasio Somoza

Anastasio Somoza
Miércoles, Septiembre 17, 1980

Un comando argentino asesina en una calla de Asunción, Paraguay, al ex dictador nicaragüense Anastasio Somoza. Tras su derrocamiento el 17 de julio de 1970, Somoza busca asilo en las tierras dominadas por el autócrata paraguayo Alfredo Stroessner. Lleva consigo una fortuna valuada en 1.000 millones de dólares. No llegó a disfrutar el resultado de su inmensa corrupción: el 17 de septiembre de 1980 el auto que lo transporta es atacado con fusiles y lanzacohetes en una calle de la capital paraguaya y Somoza muere junto a su chofer y su asistente financiero. El ataque es perpetrado por guerrilleros argentinos del Ejército Revolucionario del Pueblo comandados por Enrique Gorriarán Merlo vinculados al gobierno sandinista nicaraguense.

Tomado de:

http://www.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/es-asesinado-en-paraguay-el-ex-dictador-nicaraguense-anastasio-somoza

Sep 10

Nicaragua se separa de la Federación Centroamericana y se declara independiente

nicaragua-600x310

Nicaragua se convierte en la primer nación que deja la Federación Centroamericana a la cual se había integrado en 1821. Las disputas entre las regiones que convivían dentro de la federación derivaron en una constante guerra civil entre grupos liberales y conservadores. La inestabilidad y los intereses insatisfechos de los intelectuales y terratenientes nicaragüenses le quitaron fuerza a los sectores unionistas, que no pudieron evitar la secesión. Finalmente, una Asamblea Nacional reunida en la ciudad de Chinandega declara a Nicaragua como estado independiente el 30 de abril de 1838.

Tomado de:

http://www.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/nicaragua-se-separa-de-la-federacion-centroamericana-y-se-declara-independiente

Sep 10

Nicaragua es invadida por Estados Unidos

nicaragua-es-invadida-por-estados-unidos-600x310

El presidente nicaragüense José Santos Zelaya debe enfrentar una conspiración del opositor Juan José Estrada, quien busca el apoyo del gobierno estadounidense para llegar al poder. EE.UU. busca un acuerdo que le permita construir un paso interoceánico a través de Nicaragua y envía buques de guerra para apoyar el levantamiento de Estrada contra Zelaya el 10 de septiembre de 1909. Días después el gobierno nicaragüense ejecuta a dos mercenarios norteamericanos que participan del levantamiento, circunstancia que Washington utiliza como excusa para desembarcar tropas en Nicaragua y forzar la renuncia de Zelaya el 18 de diciembre siguiente. Desde entonces Nicaragua es gobernada por gobiernos que responden a los deseos de los invasores y las compañías norteamericanas se hacen con el control de la economía. La ocupación se extiende hasta 1833. Las guerrillas de Augusto Sandino comienzan a operar a partir de 1927 y representan una respuesta a los excesos represivos de EEUU y sus aliados nicaragüenses.

Tomado de:

http://www.tuhistory.com/hoy-en-la-historia/nicaragua-es-invadida-por-estados-unidos

Ago 13

NICARAGUA , EL PARAISO DEL AGUA.

Ago 13

El efímero reino de los Miskitos se separa de Nicaragua

El 12 de agosto de 1841 el superintendente de la colonia inglesa de Belice, el coronel Alejandro Mc Donald, informa a Nicaragua que Miskitia, parte del territorio de esa nación, ha pasado a ser un reino independiente bajo la protección de Gran Bretaña. Mc Donald hace valer su rol de tutor de George William Clarence, el príncipe heredero de la dinastía Miskitia, una supuesta realeza inventada con nativos de la zona. Detrás de la alquimia monárquica estaba al ambición de Londres por controlar las tierras que permitieran la construcción de un paso entre el Atlántico y el Pacífico. Nicaragua responde enviando tropas para retomar el control de la región, pero una contraofensiva inglesa las oblga a retroceder. Nicaragua pide la intervención de EEUU y logra la firma del tratado Clayton – Bulwer el 19 de abril de 1950 mediante el cual Gran Bretaña renuncia a apoyar la creación de un reino miskito.

Tomado de:
http://tuhistory.com/hoy-en-la-historia/el-efimero-reino-de-los-miskitos-se-separa-de-nicaragua

Ago 08

LOS DOS BOLILLOS Y MORALIMPIA

Les dejamos un video para recordar nuestras tradiciones.

Entradas más antiguas «